[OLDIEFRUNA AWARDS] Las mejores canciones del 2014


El 2014 fue muy importante en cuanto a lanzamientos musicales se trata. Aquí te mostramos lo que dejó este año a través de una hermosa lista escrita por parte del equipo de OG: Leyla Espinoza, Rocío Latorre, Seba Saurio, Israel Mendoza, Old Frog Woman y Sebastián Briceño, el gerente.



20. Coldplay - Magic


Luego del Mylo Xyloto del 2011, Chris Martin y compañía continuaron ampliando sus horizontes sonoros. Es así como publicaron Ghost Stories: un LP más electrónico, con baterías programadas y sin tantos instrumentos de cuerdas; algo menos pop y más minimalista. 
El disco fue rechazado por la critica y parte de la fanaticada pero de él podemos desprender Magic, su primer single que tiene el toque clásico de Coldplay, además de Madeon en la producción. Chris sabe crear hits de masas con estrofa y coros fáciles de recordar y aquí lo volvió a hacer: la letra es otra mirada al hecho de estar enamorado. 

No siendo tan efectiva como Yellow, que se quedó incrustada en el inconsciente colectivo, aún así mantiene la esencia simplista y certera. –Seba Saurio


19. La Roux - Uptight Downtown


Luego del aclamado disco debut de La Roux, publicado el 2009, vino un largo periodo de silencio, donde muchos se preguntaban ¿qué será de La Roux? ¿Volverán alguna vez? Y este año 2014 pasó. Ahora sin Ben Langmaid, Elly Jackson lanzó Trouble In Paradise y Uptight Downtown fue la canción elegida como primer single. 

La influencia ochentera continúa pero ya no suena con esas canciones de singles efectivos a la primera escuchada. Es pop más reflexivo que de pista de baile, pero no por eso malo. Uptight Downtown podría fácilmente describir la vida en Santiago: “El tenso centro de la ciudad, todas las luces azules peleando con las multitudes, y sé que la temperatura está subiendo”. Pero lo que en realidad hace es hablar sobre la vida moderna en cualquier metrópolis sobrepoblada, donde todos quieren ser escuchados, respetados y cumplir sus sueños. –Seba Saurio


18. Lorde - Yellow Flicker Beat


Hace dos años, nadie en el mundo sabía quien era Ella Yellich-O’Connor. Hace uno, rompía las listas con su primer single. Hoy, Lorde, la chica que vino desde Nueva Zelanda a comerse al mundo, sigue con su misión. A pesar de haber lanzado el año pasado el disco debut que la puso en boca de todos, Lorde no se queda en los laureles, y este año, se encargó del soundtrack acompañante de una de las franquicias cinematográficas más exitosas del último tiempo: The Hunger Games.
Se ha presentado al mundo como una trabajadora, y a sus recién cumplidos 18 años, nos sigue trayendo sonidos nuevos. En la canción principal del soundtrack, que elegimos como una de las mejores del año, Lorde nos deja en claro que ella no es un One Hit Wonder, ni un evento pasajero. Lorde viene acá para quedarse por muchos años en el panorama musical mundial y no hay mejor manera de probar que esa gran energía creativa sigue a máxima potencia, que con la excelente Yellow Flicker Beat guarda toda su escencia y al mismo tiempo la reinventa. 
Una canción llena de potencia, llena de pasión. Lorde en un año y medio se ha convertido en lo que ella misma canta: en “La princesa hecha de mármol”, un indiscutible ícono inmortal. –Old Frog Woman


17. Run The Jewels - Oh My Darling (Don't Cry)


Una canción que comienza con ''Fuck the law, they can eat my dick, that's word to Pimp'' no puede si no ser violenta. En los 3 minutos de duración el dueto compuesto por Killer Mike y El-P nos llevan a una de esas típicas canciones de rap en dónde los que cantan salen a creerse bacanes en el mundo un rato, pero cuando estas están tan bien hechas es imposible no contagiarse con ello. Desde los sintetizadores potentes hasta esos pequeños sampleos que parecen casi una canción electrónica, pero llevada al terreno más nigga posible, para terminar desatada, casi con cencerros y sonidos electrónicos sonando, llevando al caos total. Temazo. –Israel Mendoza


16. Lady Gaga - Lush Life

"The lady herself is not just a chameleon in person, but a chameleon in music". Asímismo, preciso y claro es como Lady Gaga se define hoy en la escena musical y tiene toda la razón. 
Haciendo una breve introducción, por ahí en el 2011, Gaga conoce al legendario cantante de jazz Tony Bennett, quien al instante le propone hacer un disco juntos. 
Luego, tres años más tarde, y concretando la idea, nace Cheek to Cheek: el primer disco netamente jazz de la artista, una pieza musical encantadora y sorprendente. Impresiona que Germanotta la haya traído a sus raíces musicales para interpretar de una forma tan personal "Lush Life", originalmente escrita por Billy Strayhorn e interpretada por numerosos jazzistas (Ella Fitzgerald, Stevie Holland y Sheila Jordan) en la que deleita con un poder vocal perfecto; un tapaboca para los que creían que podía hacer bailar solo con Bad Romance. 
Después de terminar con un no muy exitoso tour ARTPOP, este trabajo fue sin duda un plus icónico para su carrera. –Sebastián Briceño


15. Arsenium - Rumadai


No recuerdo que el Festival de Viña haya logrado imponer antes un hit de verano como lo logró con Rumadai. Se sabe que la competencia internacional siempre trae canciones descartables, tanto así que nadie recuerda el ganador de este año, pero de una u otra forma, todos recordamos el pegajoso Rumadai, el cual está inspirado en sonidos propios del eurobeat y acompañado de un video igual de entretenido gracias al carisma de Arsenium. 

Era imposible sacarse de la cabeza el "everybody dance dance dance in the disco", una joya entre miles de canciones con un cantante del que nunca más sabremos algo. Tal vez sea un hecho que nunca se vuelva a repetir y pase a la historia como una tema que fue parte de la competencia de Viña el cual cantamos durante un caluroso verano. –Seba Saurio


14. Ases Falsos - Mantén la Conducción


El año que se nos va nos dejó mucho en la escena local: algunas bandas y solistas florecieron con su primer LP y otros definitivamente pasaron de ese extraño (pero no menos entrete) período pubertad-adolescencia a una incipiente adultez, este último es el caso de los cabros de Ases Falsos. 
A pesar de conocer casi la mitad del tracklist de Conducción (Quemasucabeza, 2014) por registros en YouTube o por la propia decisión de la banda de enriquecer constantemente el setlist en las distintas presentaciones, el LP era esperado con ansias por los #fans, pues según estos indicios se advertía un cambio en el sonido y un ejemplo es esta canción. 
Abre el disco como una invitación a viajar de modo introspectivo, es decir, conducirse. 

Mantén la conducción se destaca a pesar de no ser single (¿aún?) porque es novedosa y porque obvio que todos coreamos cuando Cristóbal canta “quiero ver acción”: ¡¡MANTÉN LA CONDUCCIÓN!!. –Rocío Latorre


13. Metronomy - Reservoir


"Tutu tu tututu tu tu", así parte la canción de esta banda londinense: Metronomy nos tiene acostumbrados a sus melodías pegajosas. El álbum anterior al que contiene esta canción, The English Riviera (Because Music, 2011), lo había dejado en claro con singles como The Look o The Bay. 
En el caso de Love Letters (Because Music, 2014) nos encontramos con canciones menos electrónicas y más indie pop, donde podemos graficarlo con Reservoir que es una de las piezas musicales que componen el LP en donde más se nota la influencia de la elección de sintetizadores análogos para la grabación de la placa. Yo diría que tiene un aire setentero muy fascinante.

Reservoir no es single (¿aún?) pero se encuentra en el puesto número 4 de los más escuchados en Spotify y tiene video oficial. Sin mencionar que es una de mis favoritas y por eso deben ponerle oreja. –Rocío Latorre


12. Damon Albarn - Mr. Tembo



Me encanta Damon Albarn desde que tengo uso de razón, cuando en 1999 lanzó con Blur el disco 13 y en mi casa estaba el cassette junto con el de Cachureos (aún conservo ambos). 
Albarn es mucho más que Blur: es Gorillaz; es The Good, The Bad & The Queen y también es solista.
Su último disco, Everyday Robots, nos dejó peinados pa’ atrás a todos, sobre todo cuando escuchamos Mr. Tembo y Damon cantaba: “IN CHILE, IN CHILE” emoción que claramente se extinguió cuando googleamos "Mr Tembo lyrics songstraducidas" y descubrimos que lo que realmente decía era “Injili, Injili” que significa góspel en Swahili y, sorpresa, la canción tiene un canto góspel al igual que una de las canciones más bacanes de Damon junto a Blur: Tender.

Mr. Tembo es bacán, es amor y es kawaii por el solo hecho de estar dedicada a un elefantito huérfano que Albarn conoció en un viaje por África. Así que le pongo infinitos jumbitos (o infinitos tembos). –Rocío Latorre


11. Interpol - All the Rage Back Home


Todo vuelve donde pertenece: la ira y también el sonido de Interpol. El single lanzado a mediados de agosto recuerda la esencia de Turn On The Bright Lights, el primer disco de la banda newyorkina que me atrevería a decir que es uno de los mejores en cuanto a sonido y composiciones.
A lo largo de los 4:22 minutos de duración de la canción Paul Banks nos habla de esas relaciones rotas que ya no tienen vuelta atrás y donde uno de los dos ama más que el otro, donde #ella dice que no es necesario un tiempo, pues presiente que eso llevará a la relación a un quiebre definitivo, como la vida misma, ¿o no?
A pesar que el álbum que contiene este single se filtró unas semanas antes de su lanzamiento oficial (a través de un first listen facilitado por la misma banda), destacamos este single porque sí. Porque fue la primera muestra de que Interpol retornaba a un sonido más de origen y eso agradó. 


Le pongo un 10/10. –Rocío Latorre


10. One Direction - Where Do Broken Hearts Go


One Direction, te pasasteS. FOUR (bautizado de una forma muy creativa) es el cuarto disco de estudio de la exitosa banda británica 1D, diferenciándose del resto por el solo hecho de haber sido compuesto por ellos (y vaya que les sirvió), dando como resultado algo grande y maravilloso.
El sonido ha cambiado de forma notoria: hoy están en una parada más madura y me atrevería a decir retro. Tiene toques ochenteros que explotan y se concentran en Where Do Broken Hearts Go, el nuevo single de los chicocos.
Lo mencionado, de cierta forma nos nutre de harmonías y coros placenteros, en compañía de una estrepitosa y ruda guitarra.
Sublime además que haya sido tocada en vivo hace muy poco en el programa The X Factor en compañía del mismísimo Ron Wood de los Rolling Stones, teniendo en el escenario a un desaforado (y asumido fan) Harry Styles, quien cumple el sueño de su vida.

Buena jugada por parte de la boyband, sólo quiero decir algo para terminar: Larry es real. –Sebastián Briceño


9. Nicky Jam - Travesuras


Salir a bailar, sobre todo el primer semestre del 2014 consistía en esperar a que esta canción sonara para perrear hasta abajo. Una melodía sencilla pero precisa y una letra imposible que no se quedara dando vueltas en nuestras cabezas, pero que a diferencia de otras de esta línea, para nada molesta.
Nicky Jam ya es experto en crear hits siguiendo está formula (La gata, Me voy Pal Party, etc), pero había desaparecido de la escena del reggaetón a raíz de una serie de problemas personales.

Con Travesuras volvió uno de los maestros del género y desde acá le decimos: muchas gracias por tanto perreo del bueno. –Seba Saurio


8. Lykke Li - Gunshot


Es difícil elegir solo una canción de Lykke Li de su disco I Never Learn. Pareciera que cada una está hecha con una sinceridad conmovedora. Gunshot es la más pop de todo el álbum y por lo mismo fue elegida para ser parte de un comercial de Peugeot con ella como protagonista.

Dentro de un disco sobre rupturas amorosas esta canción también tiene esa carga triste, ya que trata sobre la esperanza de que la persona amada vuelva, pero llega un horrible momento en que se da cuenta que eso no pasará, sintiendo como si una bala atravezara su cabeza: "really loved you bad Gun shot, I'll never get you back, never get you back". Lykke Li supo transformar y expresar su pena en canciones tan maravillosas como estas y como auditores la acompañamos e hicimos nuestro su dolor, tkm Li. –Seba Saurio


7. Javiera Mena - Otra Era


La vara había quedado alta luego de su segundo disco titulado Mena, internacionalmente catalogado como uno de los mejores discos sudamericanos del la última década, más aún luego del increíble video Espada que hacia parecer que Javiera se estaba haciendo más popera que nunca. Pero con la llegada del single Otra Era vuelve a quedar a la vanguardia de la música chilena.

La primera vez que escuché esta canción sentí que se había creado su obra magna. Capas de sintetizadores sonando muy bien acoplados gracias al trabajo de Cristián Heyne. Su voz acomodándose perfectamente a la melodía haciendo que la canción suene redonda sin nada que estorbe, un deleite a los oídos. Además de eso venía acompañado de una carátula que causó polémica en las redes sociales, Mena con su tercer disco se lanza con todo no sólo como la reina del indie pop chileno, sino que también, a lo Game of Thrones, busca su cetro latinoamericano. –Seba Saurio

6. St. Vincent - Digital Witness 


A fines del 2013, Annie Clark, cantautora y guitarrista de Dallas conocida por su banda St. Vincent, anunciaba el lanzamiento de su disco homónimo (4AD) para febrero de este año, y lanzó un track que a muchos nos dejó expectantes a lo que vendría en los meses futuros: Birth in Reverse. Pero fue el primer single oficial del disco, Digital Witness, el que nos dejó en buen chileno palpico. Ya sabíamos que Annie piensa en sus álbumes como sus hijos, y ya al cuarto lanzamiento de su carrera lo deja hacer lo que quiera, pero en solo 3 minutos se nos aclara pa' donde va la micro en este disco, además de una clara influencia en la musiquita que le quedó de su colaboración con David Byrne.
La canción nos pinta un retrato más o menos aterrador de lo que es vivir en la era digital, donde nuestro primer instinto cuando nos pasa algo bacán es compartirlo en internet - "testigos digitales / ¿de qué me sirve dormir / si no lo puedo mostrar / tú no me puedes ver?". Claramente no es coincidencia que el baile con el que acompaña en vivo y en su video sean solo mociones robóticas. –Leyla Espinoza


5. FKA Twigs - Pendulum 


La adorada Tahliah ha tenido un año buenísimo e impecable. Lanzó LP1, su magistral álbum debut, se puso a pololear con Robert Pattinson y se convirtió fugazmente en un ícono. Pero no le ha tocado tan fácil. Víctima de numerosos insultos racistas fue atacada por twitteros mononeuronales, no dudando ella misma en parar los carros, mostrando su obvio descontento y concluyendo que "el racismo es inaceptable". Pero FKA es una guerrera: triunfa y trasciende, se propaga y masifica cada día más, ganándose a la multitud por su SUBLIME y único estilo musical.

El broche de oro se lo lleva Pendulum, la canción favorita de esta muchacha que creo es una muestra fehaciente de hasta dónde puede llegar un pop en su estado más avanzado, excéntrico, y trabajado tan minuciosamente que ni siquiera pierde la dirección ni sentido. "So lonely trying to be yours" dice Twigs con el corazón roto, pero Oldiegrant y el mundo le grita agradecidos "we could kiss you for hours". –Sebastián Briceño


4. Mac DeMarco - Passing Out Pieces 


Mac siguió arrasando este año luego de su segundo disco llamado "2" que lo lanzó a una mayor cantidad de auditores, su tercer disco Salad Days lo trajo a Chile en uno de los mejores conciertos de rock del 2014 que lo llevó a ser arrestado en Estados Unidos. DeMarco ha sabido hacer crecer su imagen de nuevo ícono de la música alternativa. En Passing Out Pieces demostró que no solo se explaya con su guitarra eléctrica haciéndola sonar solo como el sabe, sino que ademas juega con sintetizadores imprimiéndoles su toque personal; ese sonido que parece venir desde su propia dimensión. –Seba Saurio


3. Lana Del Rey - West Coast 


West Coast fue el primer adelanto de Ultraviolence que Lana Del Rey nos brindó, y Coachella el festival estipulado para darla a conocer en vivo y en todo su esplendor. Nadie lo podía creer porque la canción sonaba y se sentía muy distinta, recordemos que Paradise (sucesor cronológico de Born to Die) dejó a todos con gusto a poco y pasó desapercibido. Ultraviolence es todo lo contrario, marca un antes y un después del oscuro y cinematográfico sonido de esta Sad Girl, primero porque deja atrás el pop hiperrealista, lllevándoselo a un escenario más deep, casi un experimento audiovisual hecho con cautela. West Coast cautiva por su estética, es sensual e "hipnótica", según varios sitios y críticos musicales. Su coro es lo mejor, casi susurrando melancólicamente "I can see my baby swinging / his parliaments on fire and his hands are up" a su sugar daddy, viviendo en un mundo paralelo que todo es en blanco y negro.

Siguiendo una línea impecable y delicada, merecidísimo puesto seguido de un buen año para la fémina en lo artístico. –Sebastián Briceño


2. Nicki Minaj - Anaconda


Habían pasado casi 2 años del lanzamiento de Pink Friday: Roman Reloaded, y parecía que la exitosa rapera y empresaria trinitense, Nicki Minaj, se aburrió de los trajes de Barbie y su colección de pelucas multicolores, y al hacer esto también despojó de la sobreproducción de su música para quedarse con un sonido más bien seminal y adoptar temas más personales en sus letras, como lo demostró a principios del 2014 al lanzar su canción Pills n Potions.
Pero no fue hasta agosto pasado en que remeció al planeta con solo publicar la portada del segundo sencillo oficial de su nuevo álbum The Pinkprint (Young Money), Anaconda, y a la icónica imagen de su pronunciado potito. Solo siguieron excelentes críticas por una canción que regresaba a sus raíces musicales, y no solo eso, transformó en un himno psts mujeres empoderadas de su sexualidad en todos los rincones del mundo.
Como si fuera poco, la acompañó con uno de los videos más inolvidables de los últimos años, donde twerkea como Pedro por su casa y se da la libertad de hacerle un respingo a cuanta referencia fálica se le pase por delante. –Leyla Espinoza


1. Sia - Chandelier 


Resulta imposible resistirse a los encantos que ofrece Chandelier. Sia parece haber hecho magia negra o un pacto con Satanás para lograr imponer un hit de manera tan transversal. La mujer salida del mundo indie sin mostrar su rostro que finalmente conquistó el mundo del pop es solo la punta del iceberg de como estos dos reinos finalmente se transformaron en uno y se adueñaron de los puestos más altos de los rankings.
En una interpretación llena de pasión y como una catarsis Sia nos cuenta como vive la experiencia del YOLO: pasándolo regio-estupiendo y emborrachándose como viciosa hasta desapareer. Tal como ella dice: "vivir como si no hubiera un mañana", la escencia de ser joven hecha canción. –Seba Saurio

No hay comentarios :

Publicar un comentario