''Corazones'', el disco de Los Prisioneros que aún sigue dando capota


Por Israel Mendoza (@nombreenblanco)
17/07/14

Si usted prende la radio hoy en día, además de encontrar mensajes terroristas de Faustino Asprilla y muchos periodistas deportivos, también puede ubicar buscando bien, una cantidad considerable de música chilena. Si bien no es ni la mitad del espectro posible porque hay una mafia tailandesa que está impidiendo que los independientes lleguen a la fama, se puede encontrar con la llamada ''generación corazones''. Gran parte de la nueva camada de perritos angoras y los músicos chilenos están influenciados por ese disco, incluso Américo o René De La Vega cultivaron un estilo que en muchos aspectos está llevado de la mano con el disco del Tren al sur, y hoy en Oldiegrant hemos decidido hablar de eso, porque podemos.

En su época, Los Prisioneros fueron tratados de vendidos por gran parte de sus fanáticos, quienes veían en este disco una forma en que la banda entregaba el orto a las multinacionales que tanto criticaban y a todo un discurso profesado en tres discos anteriores. Sin Claudio Narea y sin Demetrio Marinakis en la producción, la banda ahora tiene una integrante femenina y hace coreografías inspiradas en Rafaella Carrá. Ahora, si nos ceñimos al disco, que es lo que más importa aquí, y lo comparamos con las Javieras Menas, los Gepes, incluso con esa camada de artistas sound de a fines de los noventa, podemos encontrar mucho de ''Corazones''.

''Tren al Sur'' perfectamente puede encontrarse hermanada con ''La temporera'' de Hechizo, una canción de tono personal cuyo trasfondo evidencia la reivindicación social de entonces. ''Amiga Mía'' fue directamente llevada a un cover por Javiera Mena, cantante pariente de Luis Mena, futbolista local. El cover si bien está ejecutado con un tono lesbiano como la relación de Jaime Guzman y Pablo Longueira, cumple con la función y enseña esa influencia de la que habíamos hablado. Es menos llamativo eso sí, como la amiga fea del grupos.

''Con Suavidad'' aunque puede hablar de lubricantes genitales, encuentra otro elemento importante: los sintetizadores suenan afilados, como escolar en el metro, y ese ''preciosa'' del comienzo bien puede ahora llevarse al ''Azi'' de Javiera Mena que está en ''Luz de piedra luna'' o el ''YAHHH'' que Gepe tiene en ''Por la ventana''. Luego llegamos a uno de los peaks de la influencia. ''Corazones Rojos'' no habla del comunismo, por mucho que los militantes de la udi lo piensen así. Tiene elementos raperos que influenciaron desde el rapulento a Christell, y su letra es fuerte como axila de festival de música. El ''porque dios así lo quiso porque dios también es hombre'' es una de las mejores lineas no de cocaina señor maradonas de toda la carrera de González.

Decían que Los Prisioneros se habían vendido porque ya no protestaban. EQUIVOCADOS. ''Cuéntame una historia original'' ahora podría ser una canción de Denver, y a gran escala es una radiografía de la realidad social, pero personificada en esa amiga de Jorge, probablemente la que le comió a Narea. ''Dices que has perdido la inocencia mientras miras con ojos inmensos'' puede hablar de la generación X, la que creía que con la ida de la dictadura las cosas podrían ir mejor, y si miramos hacia atrás, no hemos cambiado mucho, el país no ha cambiado mucho. ¡DESPIERTA CHILES, DESPIERTAS!

El himno que humedece ropas interiores aquí es ''Estrechez de Corazón'', que incluso fue covereado en una horrenda versión para una serie de mega, tan mala que provocó el sarampión en diez orfanatos. El punto principal de dicha composición radica en el quiebre anal de una relación y la recriminación mutua que se hace. Américo y su ''que levanten la mano'' es el heredero directo, la canción puede ser el paso siguiente a esa relación rota dolorosa como pinchazo en época escolar.


Ahora lamentablemente la parte final del disco está súper infravalorada. ''Por Amarte'' guarda un piano constante que acecha como Spiniak para luego llegar a otra canción de lamento, ya posterior a esa pelea. Denver guarda mucho de esto. El nuevo pop chileno guarda mucho, pero mucho de eso. ''Es tan difícil pensar con calma / si estoy quemando (atento hermano de Sergio Lagos) mi corazón'' ''ser tu dueño es un decir, no eres de nadie''. Hasta el día de hoy esas letras pueden llegar al cocoro de muchas personas. Y lo seguirán haciendo.

''Noche en la ciudad'' es otro retrato social, que pudo haber inspirado a otros estudios sociológicos como la canción del penal perdido de Epidemia en Cachureos, hasta las rancheras de María José Quintanilla. Cristobal Briceño, de los Ases Falsos, en muchas de sus composiciones tiene esta doble militancia de la letra reveladora con el ritmo cuasi bailable. También nos denuncian de burgueses y de la moralidad doble, condición que sigue hasta el día de hoy, con ese tonito gringo con que al final recitan ''no-che en la ciu-dad / to-do el mun-do a des-can-sar / y ma-ña-na a tra-ba-jar''.

Llegamos al final. ''Es demasiado triste'' es estar borracho con depresión, caminando por una calle vacía, en un vals de tristeza, gritando por ese amor perdido. Tal como Jorge Valdivia en un bautizo. Esos corazones rotos llegan al punto de desahogo total y a través de compases casi marciales, Jorge González nos lleva a completar el concepto que tanto nos define como chilenos. Chile, el país triste pero que niega serlo, y que la música ha sabido retratar bien. Hoy hay toda una nueva ola que no usa placa ni se orina cantando, pero los nuevos músicos chilenos están sabiendo llevar bien el retrato del chile de hoy, y si lo saben hacer es porque precisamente ''Corazones'' fue el disco pionero, el disco que primero penetro el ano de las melodías bailables con trasfondo social en nuestra patria.

Las Menas, los Gepes, los Briceños, los Denvers, los Protistas, y varios más, le deben en gran parte a este disco una fuente de inspiración real, que si usted compara puede encontrar al pie del cañón. Es de esos álbumes emblemáticos como El Diario de Eva, que marcaron y seguirán marcando generaciones, y ese es un mérito tan grande como la diarrea que tuve el otro día. Avispe el loro porque es maravilloso ver como trascienden las cosas en el tiempo. Oldiegrant hoy canta el corazones a todo chancho, hágalo usted también.


No hay comentarios :

Publicar un comentario