DEBATE: SEÑORAS CON PUDUL TOY


Por Sebastián Briceño (@sebaasbrize)
24/02/14

Cuando uno sube para allá arriba lo primero que causa sensación / impacto son las calles verdes llenas de gente macanuda. Hay varios tipos, los zorrones que caminan con lentes y shorts blancos hablando por teléfono y con el pecho parado, las pelolais hippie chic de la mano con el pololo que va al gimnasio y, entre otras cosas, están ellas. No podemos dejar pasar lo valorico y lo común que es ver a las señoras paseando, de esas que apenas caminan pero van con su acompañante histórico: el pudul toy, el perro señorial, el que se presta para cualquier corte de pelo y el que hace historia con sus trajes y cara larga.

Hallo pertinente hablar de estos personajes porque al fin y al cabo representan quiénes somos, por muy cuicamente que sea el tema. Pero primero necesitamos saber las ubicaciones, dónde podemos encontrar a este selecto grupo de personas y canes.

Principalmente podremos encontrar un sinfín por ahí por las 10:00 AM en Vitacura y Las Condes, onda en épocas de desayuno, cuando todo es tostadas con mantequilla, un capuccinito y huele caballo en el departamento, hay mucho Sol y las sabanas son blanquísimas. Y si nos vamos fuera de Santiago, obviamente la respuesta es Viña del Mar, ciudad bella e impregnada de decencia. Por lo general visten de una bata rosada, blanca, con transparencia y de pantuflas. Hay excepciones eso sí, porque ciertas féminas apuestan por estampados bastante folclóricos, rosas rojas, flores, y muchos colores. Es ahí cuando digo que hay que ser chic hasta para pasear al perro, que de paso está perfumado, reluciente y con un carácter como el de Pamela Díaz, porque quiero decir categóricamente que la fiera es reluciente y con carácter.

A veces me tinca que estas señoras tienen mucha personalidad, porque nadie hoy en día sale con bata a la calle.

El recorrido tiene que generar un placer inmenso al pudul -como aun no hemos hablado del nombre del perro lo llamaremos Gerardo-, es por ello que las señoras adquieren cierto cuidado. No es un rito que se haga por diversión, sino que tiene un significado emocional: extender y hacer aún más dantesca la salud de Gerardo, porque él siente y es el mejor amigo de la dama y de su viudez (por esto es tan amado). De hecho me atrevería a decir que tiene un baño personal y un patio inmenso en donde jugar. Un patio con piscina y limonadas, verde, ardiente y con quitasoles automáticos (Esto ultimo es verdad porque una vez fui a una junta con un amigo de mi mamá que era como cuico y vivía en Las Condes y tenia efectivamente un quitasol enorme que lo manejaba a control remoto). Lo que es la vida, con una cortina me conformo y no tengo, pero mi salud es estupenda y afirmo que cuando fui a la Clinica Alemana me trataron súper bien (en la sala de espera vi La Jueza para demostrar que soy del pueblo).

Como lo mencioné anteriormente, la señora llena de amor infinito a Gerardo porque tiene cierto grado de tercera edad, no sé si me entienden. Su compañero de Matinal es él, nadie más que él, ya que los nietos están adolescentes, chaquetas de cuero, y sus nueve hijos en el trabajo, generalmente dueños de algún canal de televisión o de un banco (en canales de televisión me tiraría a la piscina y diría que Canal 13 o TVN suenan ad hoc, aunque el primero no porque ya dejó atrás el papel de "estación católica"). De hijas podríamos estar en presencia de una muchacha exitosa, 30 años, que dice "regio" y "los niñitos", va a la iglesia todos los Domingos y planea fortalecer su carrera haciendo un magister en magisteres. Llama al esposo de vez en cuando y le dice "gordito" con la boca fruncida al máximo.

Volviendo al tema principal, creo que no estamos en presencia de una señora Socialité, tal vez es un nivel más bajo que ello, algo más humilde, pero que aún así disfruta de Frank Sinatra y lee El Mercurio, porque le llega a la casa directamente a las 6 de la mañana. Gozan enormemente ver La Parada Militar, no apoyan el movimiento estudiantil porque no encuentran sano el romper cosas y aman lo conversador.






Luego de estas fotos quiero debatir con ustedes. ¿Qué opinan de las señoras con pudul toy? ¿Son acaso una especie legendaria aquí en Chile o tienen que desaparecer para siempre? ¿Está de acuerdo con su existencia? ¿Cómo les cae la Mary Rose? ¿Han ido a la Clinica Alemana?

Para terminar quiero decir publicamente que el olor a esa clínica es muy rico, entrai y todos te miran, debe ser porque eris regio o tenis algo en la cara.

No hay comentarios :

Publicar un comentario